miércoles, 19 de marzo de 2014

La Iglesia (s) y Latinoamérica:

Podemos comprender que muchas veces tratemos de evitar pensar en un tema tan común a nuestra forma de vida- la religión en Latinoamérica tiene un peso contradictorio y forma parte de esa parte fundamental de las frustraciones colectivas. Latinoamérica a diferencia de Europa a la cual muchas veces se fuerza la comparación no  suele tener un gran número de creyentes, ya sean practicantes ya sean meros “creyentes” ya sea una serie de creencias laxas bajo algún paraguas que se podría denominar –cristianismo-. Por alguna razón Argentina tuvo una ilusión especial de que el Papa tendría una especial predilección que no ha sido así.

            Justamente en este sentido la división entre lo que fue Venezuela y la Italia fascista, la cual creó el Vaticano y lo hizo Estado, no está demás recordarlo ha sido profundamente borrada:


            Hoy ya no se piensa así. Los argumentos para defenderlo son insostenibles, pero abundan. Muchos optan por el simplificado razonamiento de que hay muertos de los dos lados. Claro que los hay, sería imposible que no los hubiera en el contexto de la sostenida violencia desatada. Pero una cosa es la ira de estudiantes y ciudadanos que se sienten discriminados por el Estado venezolano y otra es la sangrienta represión ejercida desde el Estado mismo y con ayuda de grupos de choque alentados por el gobierno aunque no sean parte del Estado. Eso es lo que indigna de cualquier represión descontrolada, estemos o no de acuerdo con quienes protestan.
Pero además, y esto también es evidente en sí mismo, las protestas en las calles adquieren volumen y fuerza cuando un gobierno tapona toda otra forma de expresión y desoye los reclamos.
Eso es propio de las dictaduras. La única verdad es la suya, el único pueblo visible es el que la apoya, todo lo demás no existe. Hay que atenerse al relato oficial aunque sea mentira.
Es insólito que haya que explicar que una democracia es un Estado de Derecho, que quien obtiene la mayoría debe gobernar sometido a las leyes que rigen según la Constitución. Y una Constitución debe primero y antes que nada garantizar las libertades y derechos de los individuos que viven en ese país y para ello sus gobernantes deben ser vigilados y controlados. Por eso existen tres poderes y por eso deben ser independientes entre sí. Explicar esto parece tan obvio que es como volver a los cursos de educación cívica que se daban en el secundario. Sin embargo, mucha gente estira hasta el infinito sus endebles convicciones democráticas para justificar lo injustificable. Lo peor es que también los gobiernos lo hacen. Todo ello ha hecho que buena parte de la población venezolana, afectada por lo que está pasando, se sienta muy sola y aislada.

Y luego continúa:

Por eso, aquellos años 30 del siglo pasado eran más claros. Nadie temía acusar de fascista a quien realmente lo era y nadie daba vueltas para justificarse como demócrata cuando en realidad defendía un régimen fascista. Los que en esa época estuvieron con Mussolini y Hitler fueron luego marcados por la historia. No hubo disculpa para ellos. Hoy, en cambio, quieren salirse con la suya aprovechando una confusión que no debería ser tal.

            En América Latina, primero se han cimentado una serie de realidades: a) Las dictaduras del 70´ deben ser olvidadas en post de la reconciliación, b) El papel de la Iglesia en ella es menor, c) Es la izquierda del 70´ la que toma venganza. D) La Iglesia nada tuvo que ver con el fascismo- esto es fundamentalmente olvidar a PIO XII y cuando menos empezar la historia con Juan XXIII o Juan Pablo II.

Un buen ejemplo de ello es cómo la prensa local ironiza sobre el gobierno Argentino y además, crítica la política de toda la región:


Es probable que el Papa quiera hablar sobre la turbulencia venezolana, que también se analizó en Chile. Obama le planteará el problema. Washington y Brasilia auspician una mediación entre Nicolás Maduro y sus opositores encabezada por la Iglesia. No podría llevarla adelante el arzobispo de Caracas, Jorge Urosa, porque es antichavista. La figura clave es Pietro Parolin, quien antes de ser designado secretario de Estado de la Santa Sede demostró sus dotes de equilibrista como nuncio en Venezuela.
La Presidenta debe prepararse para que Bergoglio se refiera al Código Civil. Pero no por las reformas sobre reproducción humana que hieren a la Iglesia: el rector de la UCA, Víctor Fernández, y el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, ya las eliminaron. Al Pontífice le interesa aclarar que no rechaza una cláusula sobre la función social de la propiedad. "No sé de dónde sacaron que estoy en contra", se quejó frente a un amigo días atrás.

            Lejos de muy antiguas interpretaciones, la Iglesia católica y otras, comparten espacios, los cuales muchas veces defienden desde el lugar paradójico del ecumenismo en las democracias avanzadas, es decir aquellas que si toleran la libertad de culto pero sin embargo siguen ejerciendo sus lobbys. Hay que evitar pensar que se trata de una crisis terminal vaticana, la cual no tiene que ser necesariamente así después del Concilio Vaticano II, y el pontificado de Juan Pablo II, Francisco I es una garantía de continuidad. En este sentido la vuelta de tuerca dentro del cristianismo y del catolicismo ha sido aceptar su papel político internacional sin chocar con los Estados tradicionales, reforzando la frontera frente a un Islam que avanza en muy distintas formas frente a los recelos de nacionalistas, liberal conservadores y otros. Occidente de alguna manera tiene una buena garantía en el Vaticano.

            Muchos han optado por pensar en que el Papa argentino es el argentino que ha logrado el logro más importante de la historia nacional. Esta idea, y sobre todo este juego de desdibujar cuáles son los intereses del vaticano y de Francisco y cómo este hará jugar su poder en la Iglesia católica se pierde con la llegada de Poli- el cual es un leal y sumiso arzobispo. En este sentido todo su pasado, su legado y su tierra con política exclusiva y excluyente del Papa porque afectan en primer lugar su prestigio para bien o para mal. En este sentido el recelo de la política latinoamericana se abrió rápidamente, la mezcla de izquierdas y otros aliados se han resentido con la llegada de Francisco esto es particularmente evidente en Argentina. Lo que se llama el progresismo, ha sido fuertemente desplazado, y esto tiene que ver como en muchos otros lugares de Latinoamérica por la realidad territorial. En las unidades subnacionales, la Iglesia está aún más unida con el Estado, esto por ejemplo ocurrió en San Luis, cuando una profesora fue suspendida de un colegio por el hecho de tratar de impartir educación sexual a través de la literatura.


            Torquemada todavía vive en San Luis: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-221439-2013-06-03.html

            Ningún Libro te hace Homosexual o Lesbiana: http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-221910-2013-06-09.html

            La sanción es arbitraria: http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-221504-2013-06-04.html

            El próximo paso puede ser un exorcismo: http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-221682-2013-06-06.html



           

            Gracias a que la sociedad aún es suficientemente porosa, y que no hay una agenda de una derecha generalizada, y compacta una parte de estos problemas han quedado simplemente sin resolver. Francisco en este sentido muestra un corporativismo bastante usual al querer la unidad del movimiento obrero, es decir la contención. ¿Puede que este sea la única forma de intervención maso menos clara en la Argentina? De alguna forma lo es, termina resultando evidente que el vaticano no está en una crisis, que su política ínter-religiosa busca una suerte de hegemonía, el campeón de la tolerancia y el ecumenismo, devenido en protector de los débiles. En este sentido evitar el problema del medio oriente y la persecución de los cristianos por parte de los árabes, lo vuelve alguien especialmente complejo, sabe que no hay que arruinar la buena convivencia de los países de mayorías católicos que son muy complejos. En este sentido, se refuerza la política del Vaticano. Mientras se pretende una reforma intelectual y moral, licencia gramsciana del catolicismo, se propone a la vez, adaptarse nuevamente a lo que es Occidente hoy. En este sentido la relación con Israel es primeramente político y muy posteriormente religiosa.

            La política pendular del actual papa remarca resquemores por parte de distintos sectores del arco ideológico:

            El Papa defiende al Padre Mugica- Por Alberto Venegas Lynch- http://puntodevistaeconomico.wordpress.com/2014/03/15/el-papa-defiende-al-padre-mugica-por-alberto-benegas-lynch-h/

            Lo vengo siguiendo a Jorge Bergoglio hace muchos años, en sus diversos destinos quien desde su participación en la llamada Guardia de Hierro peronista en adelante ha comulgado con ideas socialistas. Y esto no es un asunto menor dado que emprenderla contra la propiedad y el sistema capitalista, es decir, los mercados abiertos y competitivos en ausencia de privilegios, demuelen un aspecto medular del basamento moral de la sociedad civilizada y perjudica muy especialmente a los más necesitados.
En el caso que nos ocupa, se trata de una persona imbuida de las mejores intenciones pero, como es sabido, esto no resulta relevante, lo determinante son los resultados de los consejos y reflexiones que se ponen de manifiesto.
No repetiré aquí los argumentos que consigné en seis otras oportunidades en las que me expresé públicamente sobre las ideas económico-sociales del ahora Papa Francisco con consecuencias morales de envergadura, pero consigno los títulos de esas manifestaciones mías por si interesara ahondar en este delicado e importante asunto.  En diciembre de 2011 “Mensaje del Arzobispo de Buenos Aires” (New York, Diario de América), marzo de 2013 (reportaje de Xavier Serbia en CNN en español), octubre de 2013 “La malvinización del Papa” (Buenos Aires, La Nación), noviembre de 2013 “Teología de la Liberación” (Caracas, El Diario), diciembre de 2013 (nuevamente reportaje de Xavier  Serbia en CNN en español) y, también en diciembre de 2013, “Otra vez, el Papa Francisco” (Washington D.C., Cato Institute).
Ahora el actual Papa acaba de declarar “cuando se le preguntó su opinión sobre la obra de algunos curas que fueron a trabajar a las villas en los años 60 y 70, como Rodolfo Ricciardelli, Jorge Vernazza y Carlos Mugica. “Algunos dicen que son curas comunistas. No. Éstos eran grandes sacerdotes que luchaban por la justicia”, afirmó. Y añadió que esos sacerdotes, muchos de los cuales integraban el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo y fueron muy cuestionados por sectores conservadores o tradicionalistas de la Iglesia en la Argentina, eran “sacerdotes, hombres que rezaban, hombres que escuchaban al pueblo de Dios, hombres que enseñaban el catecismo y que luchaban por la justicia” (La Nación de Buenos Aires, marzo 14, 2014).

            El Papa en las redes sociales es una demostración de esto. El vaticano termina encontrando ocioso un catecismo profundamente complejo y auto-penitente, no son las necesidades del Estado burgués actual, si parece ser el momento de una participación más activa y misionera. Es decir una suerte de vuelta hacia la vida activa. Esta es la genuinamente la manera de evitar el encapsulamiento.  Ha trabajado desde ese punto de vista en la relación que ha dado con los ancianos y con los desfavorecidos. También una forma de entender la política de la “Cultura de la vida”: No al aborto, respeto a los ancianos,  defensa de la familia tradicional vs “la Cultura de la muerte”, consumismo, aborto, familias no convencionales.

 Francisco I, sin duda que es un representante de esta política, que tiene resultados agridulces en Latinoamérica. Debemos tener en cuenta que sí es un “modernizador” o un contemporizador de ciertas realidades como lo fue Juan Pablo II, esta es la diferencia sustancial con su antecesor Benedicto XVI. Estos resultados son la consecuencia inesperada de una nueva ola de liberalismo en lo que se llamo la revolución conservadora. Thatcher y Reagan vieron en Juan Pablo II, un buen aliado táctico en Polonia y en el resto de la Europa del Este, el atentado contra su vida, y el posterior perdón del Pontífice muestran que tan lejos estaba yendo el vaticano en ese momento. Esto forma parte de una consideración importante, Juan Pablo II, fue un político y un líder religioso muy lúcido para su época y se supo adaptar al largo proceso de globalización sentando las bases de la Iglesia de Francisco. Francisco no puede ser un continuador del Papa Juan XIII, pese a que se lo tilde de comunista, ni tampoco puede ser el papa bueno. La crisis de la Iglesia se parece en muchos casos, a la crisis que tuvieron varios estados en cuanto a su propia gobernanza. El cómo del gobierno de Dios en la tierra, preocupa más que el qué. 

            Francisco es un político de la era post-ideológica y su discurso trata de ser retóricamente rico con muchas alusiones bastante contradictorias. Esto no dice nada ni a su favor ni en su contra pero quitando su papel como representante del catolicismo, su papel político se muestra contradictorio. ¿Cuál es la gran diferencia entre este papado y otros? Bueno en primer lugar, Francisco sabe que para defender al catolicismo tiene que defender el papel de la Fe y de la religión en general en la sociedad, caso contrario quita el sentido mismo de su función social. Francisco rompe con ciertas formas de la FE en el sentido ideológico como una revelación que tiene que ser excluyente de las otras, políticamente hablando su retórica también busca a un público más difuso. Lo que Francisco hace es convertirse en un referente de la opinión pública internacional, cargando él con la referencia más importante en el debate contra las grandes estructuras, dejando a la vieja Iglesia una adaptación a posteriori. Es decir la reforma de Francisco no es la reforma de la Iglesia, sino la reforma del Papado, es un cesarismo.

            En este sentido el resto de su política es elocuente. La credibilidad del papado como una monarquía, no una “dictadura” no puede estar en discusión- la no democracia del Estado vaticano y un poco su absurdo. En este ir y venir, la juventud por ejemplo, puede ser un elemento típico de otros partidos y organizaciones, su papel mismo es limitar las otras estructuras, órdenes, congregaciones, cardenales, etc- también  es un tema fundamental en Europa mezclado con el desempleo. La política vaticana es capturada desde arriba, y se parte en dos, el “latino americanismo de Bergoglio” ahora Francisco muestra el valor de comprender el famoso de la globalización por si misma, en este sentido podemos ver que Joseph Ratzinger, por su pasado, por su oficio y su papel, no fue suficiente. También hay que comprender que post-2001, es decir post 11-S; no basta ya con el pensamiento ideológico, no basta con el ecumenismo, no basta siquiera con revalorizar la “Teología de la Liberación es necesaria otra cosa, las alusiones que hizo Obama en este sentido, la misma Cristina Fernández de Kirchner, o Rafael Correa son elocuentes. En un principio, algunos ilusos vieron la figura de Francisco como un enemigo del populismo. Pero claramente este no es le problema del papado hoy, el papado sufre tardíamente lo que era la crisis de representación que asolo a las democracias a fines de los 90´ y principios de los 00´. Esto queda muy claro, Argentina misma fue el experimento de una difícil convivencia que nunca terminaba en conflicto abierto, criticado por la línea dura, Bergoglio supo hacer lo que era mejor, ceder los que sabía perdidos para poder mantener y reforzar en el zigzag a los propios. Esta alianza es amplia va desde el liberalismo que no sea principista, hasta el populismo en sentido laxo. Incluso el acercamiento hacia Cuba puede ser el inicio de una relación como la que Juan Pablo II tuvo con Polonia.

            En este sentido Francisco no es ni bueno ni malo, su llegada en 2016, forma parte de una estrategia a largo plazo, poner a la Iglesia en orden, reorganizar, la Iglesia en un mundo multipolar va a formar parte de su éxito o su fracaso. Creo que en este sentido, ha tratado de mantener una fría expectativa hacia Venezuela, pero ha dejado que la Iglesia cobre una relevancia suficiente remarcando, la distancia entre lo bolivariano y el papado. Lo mismo puede verse en el resto de sus actividades incluso en Brasil, el Encuentro la Juventud en Brasil, donde se puede ver la capacidad de convocatoria de la Iglesia católica como tal. En este sentido hasta ahora han sido estériles la voluntad de confrontación entre los gobernantes actuales y la Iglesia, de hecho si analizamos; las protestas estudiantiles por una parte, la Iglesia por otra parte, y las movilizaciones tal vez a la baja de los gobiernos latinoamericanos por lo menos por ahora, podemos ver ya un tibio resultado.

            Puede que el pragmatismo de Francisco baste para mostrarlo como uno de los que comprendió junto con otros políticos como Serio Massa en argentina o Capriles en Venezuela que no se trata de ahogar la propia dinámica de una sociedad como latinoamericana sino potenciarla. Esto forma parte de una política que luego en Venezuela fue interrumpida por los sucesos actuales que como en el caso de Ucrania, arruinaron esta formación de distintos espacios en esta transición. En este sentido podemos ver que el vaticano tiene objetivos distintos a los de Estados Unidos, y que incluso tiene el objetivo de ser más celoso con sus prelados en el país del norte. En este sentido queda claro que la perseverancia y la fuerza de voluntad, sumado a un carisma que fue logrado por medio de la práctica conforma un liderazgo bastante sensato. Muchos han tomado esta idea como un “nacionalismo-popular” del Sumo Pontífice, pero el Papa no puede tener nación alguna, la Iglesia, no es estrictamente una Nación sino que quiere ser una verdad anterior. El papado quiere avanzar en las redes sociales, y hacer de su prensa, una serie de órganos más diversos. Las más amplias oposiciones dentro del vaticano forman parte de los que consideran que el actual “Papa” es un “modernista”, esta es la pelea de Francisco imponer su modernismo popular, después del modernismo globalizador y neoconservador de Juan Pablo II. Considerando la fuerza de voluntad del Polaco, lo raquítico del intermezzo, Francisco es la consolidación de otra forma de hacer política en el vaticano, la calidad o no moral de estas acciones no me parece que tenga que ser considerado.

            Este papa tiene que ser en sus primeros años de su pontificado “impredecible”, todos buscan tratar de capturar su influencia para justificar sus acciones políticas, pero lo que Francisco intenta es lo inverso trata de politizar la moral. La Moral en el sentido grande de la palabra, para lo que el Vaticano ha sido especialista, sobre todo a lo largo del siglo XX. Basta comprender, esta continuidad, serena en las canonizaciones que hace Francisco, su eclecticismo; muestra una nueva síntesis. Esta síntesis conforma parte de una agenda internacional, Francisco va en una carrera meteórica, la cual necesita de más centralidad. En este sentido, la causa de Malvinas podría favorecerle en una forma impensada por ingleses y argentinos. En este sentido termina por ser inútil cierta especulación que se ha hecho de Francisco en la esfera local.

            ¿Cuál de los peronistas podría favorecer las aspiraciones de Francisco? ¿Cuál de los líderes latinoamericanos estaría más interesado en su favor? Podemos entender fácilmente que no sólo Cristina Fernández de Kirchner ha optado por buscar la simpatía de Francisco sino que Daniel Scioli especialmente ha hecho un esfuerzo en este sentido. Podemos saber que en Latinoamérica, Rafael Correa sea una de las personalidades más plástica ante la influencia del nuevo Papa. El resto de los líderes latinoamericanos tienen agendas bastante complejas, y se encuentran bastante alejados de esta línea política. Las posiciones de Correa sobre el género, el aborto y la familia son especialmente caras a la ideología de Francisco. No obstante las oposiciones latinoamericanas, en su búsqueda por huir de la marca de lo que era una especie de populismo de ruptura en los 00´ están muy dispuestas a tratar de lograr un alto grado de plasticidad.

Cristina se reunión con Francisco en Santa Marta: http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-242001-2014-03-17.html

Cristina Kirchner sobre su encuentro con el Papa: “Me trato muy bien y comimos muy bien” http://www.lanacion.com.ar/1672952-cristina-kirchner-sobre-su-encuentro-con-el-papa



En este sentido el “valor de la Paz como orden más que dialogo se puede traslucir en la prensa que directamente está en relación con el Vaticano en una forma muy distinta a la que otros políticos e intelectuales han tomado en Venezuela: “Venezolanos en Chile organizan multitudinaria velatón por la paz”. http://www.aciprensa.com/noticias/venezolanos-en-chile-organizan-multitudinaria-velaton-por-la-paz-23756/#.Uye0pKiSySo

Cardenal Urosa: Oremos intensamente en esta Cuaresma para alejar a Venezuela de la violencia:  http://www.aciprensa.com/noticias/cardenal-urosa-oremos-intensamente-en-cuaresma-para-alejar-a-venezuela-de-la-violencia-27559/#.Uye0u6iSySo

Vivimos como en una guerra pero confiamos en Dios relatan desde Venezuela: http://www.aciprensa.com/noticias/vivimos-como-en-guerra-pero-confiamos-en-dios-relatan-desde-venezuela-28982/#.Uye4gaiSySo/ La anarquía como la idea tomista de que el buen gobierno lleva al bien común. Es decir una sociedad “reconciliada” sobre la base de la moral, y la búsqueda de los valores.

                        “Y le pedimos incansablemente a Nuestra Patrona La Virgen de Coromoto que nos proteja de todo y que no vaya a permitir nunca un enfrentamiento contra hermanos venezolanos”.
“Nuestros obispos han estado apoyando a su grey de manera ejemplar y nuestros sacerdotes también”.
A pesar de los “momentos muy difíciles que estamos viviendo”, señaló, “sabemos que de todo lo malo siempre saldrán cosas buenas. Dios quiera que el tiempo de la injusticia se acorte y que pronto los venezolanos podamos vivir en un país donde reine la Justicia y la Paz”.

            Presencia militar cubana es innegable en Venezuela, afirma vocero del MCL: http://www.aciprensa.com/noticias/presencia-militar-cubana-es-innegable-en-venezuela-afirma-vocero-del-mcl-56388/#.Uye6u6iSySo

            LA HABANA, 24 Feb. 14 / 06:29 pm (ACI/EWTN Noticias).- El vocero del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), Regis Iglesias, señaló que es “innegable” la presencia de militares cubanos en Venezuela, pues “es la misma política de siempre que La Habana ha mantenido por más de medio siglo en América Latina, África y Asia para mantener focos de conflictos con Estados Unidos lejos de las playas cubanas”.
Aunque los obispos venezolanos, críticos al gobierno, han procurado mantenerse neutrales llamando a la reconciliación, varios sacerdotes que expresaron sus críticas al régimen fueron agredidos por la policía.
El último de estos sacerdotes que ha sido golpeado este lunes por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) es el Padre Carlos Camacho, Párroco de la iglesiaMaría Auxiliadora de Valmore Rodríguez, en la localidad de Ciudad Ojeda, Costa Oriental del Lago.
Según señala el diario La Verdad, el sacerdote fue además detenido durante un tiempo indeterminado y liberado luego. No se conocen las razones que llevaron a su detención durante las manifestaciones de hoy.
“¿Hay presencia de militares cubanos en Venezuela? Sí. ¿Toman parte en la represión contra el pueblo venezolano? Muchas fuentes apuntan a esto. Pero definitivamente no creo que ‘dirijan’ la represión que el ‘Cartel Chavista’ perfectamente está en capacidad de decidir y desatar contra su propio pueblo”, indicó Regis Iglesias a ACI Prensa.

            Ataque contra la Iglesia revelan la intransigencia de proyecto político chapista, afirma obispo (Monseñor Obispo Pérez Morales):  http://www.aciprensa.com/noticias/grave-sacrilegio-en-venezuela-destruyen-sagrario-en-iglesia-y-arrojan-hostias-consagradas-14705/#.Uye6x6iSySo

                        Luego que el ministro del Interior de Venezuela, Tareck El Aissami, acusara a los obispos venezolanos de haberse convertido en "un partido político" que incita "al odio", Mons. Pérez Morales lamentó que en Venezuela se pretenda “que todo el mundo se ponga no una camisa roja, sino un cerebro rojo, que todo el mundo piense como piensa el Presidente”.
Mons. Pérez Morales declaró a Unión Radio que las declaraciones de los voceros oficiales son “muy lógicas y coherentes con el proyecto que están llevando adelante y que no lo ocultan. Un proyecto de corte centralista, globalizante, de tipo totalitario de corte castrocomunista”.
“En la lógica de un proyecto así; cualquier cosa que se salga de la línea oficial es anatematizado, es condenado, es tachado de falso, de malo. Por eso desgraciadamente no me han causado ninguna sorpresa”, expresó.
El Obispo descartó que los prelados propicien el odio, y recordó que en la más reciente visita del clero venezolano al Vaticano se conoció a fondo la realidad política y social nacional.
“En Roma saben que  la consigna oficial que se emplea en Venezuela, especialmente en los cuarteles es: Patria-Socialismo o Muerte. Eso en Europa donde han vivido totalitarismo, el nazismo, comunismo, fascismo, saben lo que esto significa; es decir es prácticamente poner a la población ante la disyuntiva de si acepta el proyecto que le tratamos de imponer o usted está condenado a morir”, explicó.

            Venezuela seguidores de Maduro atacan iglesia católica: http://www.aciprensa.com/noticias/venezuela-seguidores-de-maduro-atacan-iglesia-catolica-21798/#.Uye69aiSySo


            La Iglesia en Latinoamérica no es neutral, por otra parte, aquí están la mayoría de los fieles por cantidad de habitantes. No sólo esto, en América Latina el papel de la Iglesia, una que tiene por fin la educación la cual tradicionalmente le disputa al liberalismo y su natural dependencia por parte del Estado y su convivencia muy prolífica en las dictaduras militares. La cual tiene en gran parte una forma de las transformaciones en la sociedad latinoamericana, consiste sin duda en una de las formas tradicionales de la cultura, y atraviesa todas las generaciones. Esta política ha sido prolífica desde el peronismo, el sandinismo e incluso hoy el chavismo sin demasiada distinción. Podemos entender que esta institución insume gran parte de una serie de recursos y tiene gran poder en la educación en las zonas de alto ingresos y en las zonas más remotas de los países latinoamericanos- justamente los lugares donde la religiosidad popular ha mutado menos a lo largo del siglo XX, aunque existen formas de resistencia. Ciertamente que este tema no se discute porque se invisibiliza a otros credos, a los no creyentes y al laicismo en general- siempre se opta por el lema: “La iglesia tiene que modernizarse”. La ideología de Estado en Latinoamérica suele apoyar a la “Fe”, pero dentro de ella, la Iglesia Católica sabe lucrar con estas situaciones. La iglesia se ha adaptado con facilidad a todas las formas políticas del continente y ha resistido incluso en Cuba, siendo muestra de ello que no cayó en un total desprestigio post dictaduras militares y Plan Cóndor. Justamente esta es la única carta que podría haber manchado el destino de Bergoglio antes de ser Francisco pero fue desestimada por una Iglesia que como la Iglesia Católica Argentina sabe manejar muy bien la prensa. Esto por ejemplo se puede ver también en su papel durante el gobierno de Eduardo Duhalde en su apoyo solapado. Hoy en día la agenda del narcotráfico, tema dilecto en la Argentina, el paternalismo de la Iglesia, puede aflorar nuevamente si a esto se le suma lo que hace en Venezuela como una de las que denuncia el totalitarismo. Si consideramos que esta también es una de las campeonas a la hora de criticar la corrupción ya disponemos de una generosa línea para saber dónde terminan los intereses del actual Papa.

            Justamente con esto damos como resultado que las crisis generales en Latinoamérica que tienen que ver con un cambio en el ciclo económico, ha abierto a un proceso que ha sido contenido parcialmente por el Estado. La Iglesia en Argentina ya ha cedido lo que tenía que ceder pero se ha alzado con una victoria en el código civil, al decir que una persona es persona desde el momento de su concepción lo cual es un valuarte de la doctrina. En países como España hemos visto que el derecho al aborto como tal, parte de un laicismo de la transición española muere de manos de Rajoy, y además cuenta con el apoyo indirecto del vaticano. Podemos saber que no hay espacio para tener dudas, Francisco tiene una utilidad muy importante dentro de la política europea. Frente a una Europa que ahora en medio del conflicto con Ucrania ha dejado mal parada a representes como Marine Le Pen, el euro escepticismo, ahora golpeado desde Rusia, y el atlantismo necesario para hacerle frente cambiarían gran parte del escenario europeo.

            A partir de eso, se cruzan insólitas formas de cristianismo, de la fe, y de la política. En este sentido el anti-liberalismo tiene una forma laica, y una forma católica, el “nacionalismo-católico”; pero ciertamente se puede decir que la izquierda también desarrollo diversas tesis en torno al cristianismo. Por eso mismo cuando se hablo de la llegada del Papa Francisco, se puede entender hasta dónde y de qué manera se van tejiendo las relaciones entre la Iglesia y el Estado.

            La Iglesia es parte de un discurso y refleja una ideología, dando claro que tiene un modelo de familia; un modelo de hombre y mujer, un modelo de ciencia, un “modelo de economía” tal vez la parte más laxa por su necesaria relación con el capitalismo. Dentro de ella, queda claro que las acciones de una Iglesia más cerca de sus fieles, no alteran estas matrices del discurso. Gramsci, sostuvo que la Iglesia formaba parte de una de las maquinarias ideológicas más importantes de la sociedad civil, basta recordar todos los modelos de “Democracia Cristiana”; y los distintos modelos de partidos confesionales que han ido dando a lo largo de la historia de las democracias.

            Considerando esto se tiene una medida del eje claro de la acción de la Iglesia a lo largo del siglo XX, primero combatió férreamente al Estado laico, cuando creyó conveniente pactó con el fascismo el famoso Tratado de Letrán así lo atestigua, aunque se puede decir que su competencia dentro del mundo del trabajo y de la sociedad de los obreros también se pudo sentir, las asociaciones católicas y sindicatos católicos, incluso el “empresariado católico” son muestra de ello. Esto es importante desde un principio porque mientras que la “beneficencia” si se quiere es una virtud liberal: dar la propiedad, que uno tiene o le sobra, o incluso dispone en no gran cantidad para ayudar a otro momentáneamente conforma lo que se realizó y realiza por medio de muchas asociaciones no gubernamentales que muchas son laicas. La Iglesia desde luego poco tiene que ver ahí. En este sentido cuando se considera el papel de la pobreza, o de las extrañas polémicas en la sociedad latinoamericana, la idea del protestantismo, y del calvinismo en particular de la predestinación poco tuvo que ver con la idea de una redención y libre albedrío si se quiere católica. Esto es importante, no obstante no se trata de una consideración teológica, se trata en todo caso de una realidad bien distinta, esta tiene que ver con el papel de la justicia, la Iglesia Católica crea la “Doctrina Social de la Iglesia, de la cual sinceramente mucho no se ha alejado.


            Hay que recordar entonces que la línea más importante del catolicismo no ha variado tanto en el continente, que gran parte de los sectores conservadores lo han hecho parte de su agenda. Al fin de cuentas, se demuestra que, la relación entre la Iglesia y América Latina no puede ser armónica, porque su sede sigue siendo europea, porque es vaticano-céntrica, en parte porque la encíclica donde critica la situación vigente no apuesta por ninguna política económica concreta. La amplitud de su accionar tiene consecuencias poco claras. Una cosa es segura en un momento de liderazgos debilitado la acción del papa influye mucho más. Todos los políticos en ejercicio, Cristina Fernández de Kirchner es la más “perjudicada”, y de eso a la vez se deduce que la agenda conservadora en lo esencial tiene una nueva fuente de justificación. Francisco está funcionando como el poder judicial y otras formas de poderes fácticos como podrían ser ciertas entidades económicas como un No, que limita el radio de acción de gobiernos que están atrapados en grandes gastos y años electorales como Brasil. El resto simplemente ha quedado como parte de la “imaginación” y de la especulación en una forma que aún no se ha podido resolver. ¿Será que la propia agenda de Francisco aún no pudo llegar al lugar de importancia que el cree conveniente? ¿Estará esperando su momento? Claramente vemos divergencias con respecto a Washington más en el cómo  que en el qué. Para la Santa Sede, las aspiraciones comerciales del gigante del norte, parecen ir en parte en contra su papel como ordenadores del concepto de justicia que suele terminar de ser muy ajeno a estas realidades. Incluso por más que Cristina Kirchner haga una misa en honor a Chávez, Bergoglio o Francisco tiene la cintura política para poder construir un nosotros que no sea absoluto pero si importante en la sociedad latinoamericana. Sus preferencias harán que muchos de los sucesores se vean impulsados a un intento vano tal vez por complacerlo. La unidad de la región y su seguridad, su identidad cultural, bastión y garantía del catolicismo parecen ser la gran pregunta que sobrevuela sobre la idea misma de un papado que viene a terminar una obra de modernización que empezó en el siglo XX y aún hoy no termina.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Observatorio sobre Política Latinoamericana

Últimas Entradas

Portal del Sur - Agencia Latinoamericana de Noticias

Portal del Sur - Agencia Latinoamericana de Noticias
www.portaldelsur.info

"América Latina": Google Noticias

Más vistas

Observatorio Política Brasileña

Observatorio Política Brasileña
www.politicabrasil.com.ar

XVI JORNADAS NACIONALES DE FILOSOFÍA Y CIENCIA POLÍTICA

XVI JORNADAS NACIONALES DE FILOSOFÍA Y CIENCIA POLÍTICA
Programa de las Jornadas