Artículos

Para publicar artículos sobre a América Latina, puede enviarlo a politologo@ricardoromero.com.ar para que el equipo evalúe su subida al Blog.

miércoles, 21 de noviembre de 2018

Desafíos de la oposición



Desafíos de la oposición

(Foto: AFP)
18 de Noviembre de 2018

Es claro que la victoria de Jair Bolsonaro en las elecciones presidenciales de Brasil consuma el golpe institucional perpetrado contra el gobierno de Dilma Rousseff, bajo la hegemonía del PT (Partido de los Trabajadores), colocando al poder fáctico militar y evangélico en lo más alto del mismo. Sumado a eso, redefine el escenario político reordenando la composición parlamentaria, con una fuerte fragmentación que alcanza a 30 partidos en Diputados y 21 en Senadores. Con el dato relevante de que los partidos tradicionales redujeron su participación en el Congreso.
El MDB (Movimiento Democrático Brasileño), del presidente Michel Temer, pasó de tener 51 diputados y 18 senadores a 33 y 12 respectivamente. En tanto que el PSDB (Partido de la Social Democracia Brasileña), del ex presidente Fernando Henrique Cardoso, pasó de 49 representantes en la Cámara Baja a 34, en tanto que en la Cámara Alta pasó de 12 a 8. Y el PP (Partido Progresista) de derecha pasó de 49 en Diputados a 34, aunque mantuvo los 6 Senadores.
PUBLICIDAD
En tanto que el PSL (Partido Social Liberal) de Jair Bolsonaro se reposiciona en el Parlamento brasileño, consiguió 4 lugares en el Senado donde no tenía representantes y de 8 diputados a 52 bancas. Situación que le permite articular una base aliada, especialmente a partir de los vínculos de los casi 70 militares y 80 evangelistas representados en los diferentes partidos del Congreso, lo que daría sustentabilidad y gobernabilidad al nuevo presidente.
Frente a la consolidación de la derecha, el interrogante que surge es qué sucederá con la oposición, especialmente con el PT, que si bien fue el más atacado en las elecciones y con pérdidas, pasó de 61 a 56 diputados y de 9 a 6 senadores, y termina siendo el partido con mayor representación en el Congreso brasileño. Además, cabe destacar que el PT obtuvo cinco estados, junto a sus aliados que ganaron en 18 gobernaciones de las 27 en disputa, dándole un peso regional para contraponer la política de Bolsonaro, donde se puede señalar que de los 10 millones de votos diferencia con Fernando Haddad, 7 de ellos los obtuvo en el oscilante estado de San Pablo.
Sin embargo, la gran incógnita es pensar un PT sin Lula. La cruda realidad es que se especula en que el establishment político no le concederá la libertad y que el líder petista continúe en prisión, donde podría morir a voluntad de Bolsonaro. Así, crujen las internas en el partido, con la duda de si Haddad tendrá la capacidad de erguirse en el nuevo conductor. Más aún, un interrogante mayor: ¿podrá el PT mantener la capacidad de liderazgo de una oposición?
Existen posiciones radicales en el mismo PT, que ante el desgaste y preponderancia antipetista del electorado plantean en formar una nueva agrupación, pasando por quienes sostienen la necesidad de formar un Frente, al estilo uruguayo o más de izquierda como el argentino, hasta los más estoicos que quieren sostener la identidad partidaria.
Al respecto, Tiempo conversó con Ana Prestes, politóloga y nieta de Luis Carlos Prestes –legendario fundador del Partido Comunista de Brasil, quien sostuvo "ya está en proceso de formación en el Congreso Nacional una oposición, aun con una configuración un poco compleja para los partidos de izquierda para ver cómo se van a organizar en un bloque de oposición, aunque veo con dificultad que todos los partidos estén en un mismo bloque, aquellos partidos que harán oposición a Bolsonaro". A su vez, Prestes sostuvo: "Si bien no es probable un bloque de todos los partidos opositores, el PT sigue siendo el mayor partido de la izquierda y habrá un frente amplio en la sociedad, bastante mayor que los partidos".
Siguiendo el planteo de Prestes, el PT deberá profundizar los lazos sociales con las organizaciones de masa, como la CUT (Central Única de Trabajadores) o el MST (Movimiento de los Sin Tierra); o la UNE (Unión Nacional de Estudiantes) y la UNES (Unión Nacional de Estudiantes Secundarios), federaciones de donde surgió Manuela D'Avila, otra dirigente que quedó posicionada en la oposición. «


Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.
Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.
SEAMOS SOCIOS

lunes, 29 de octubre de 2018

Se inicia la democradura de Bolsonaro



Se inicia la democradura de Bolsonaro

Por Ricardo Romero - desde Porto Alegre
29 de Octubre de 2018

En una presentación súbita, las urnas brasileñas sentenciaron lo preanunciado por las encuestas: Jair Bolsonaro es el nuevo presidente de Brasil. Con ésto, se consuma el golpe abierto con la destitución de Dilma Rousseff en 2016, dejando en el gobierno al poder fáctico de las Fuerzas Armadas y el multimedio Record de la Iglesia Universal.
Se cierra un ciclo abierto en 1980, con las huelgas de los metalúrgicos y el surgimiento del PT-Partido dr los Trabajadores con el liderazgo de Inacio Lula Da Silva. Desde la democratización, el PT siempre estuvo en ascenso, participó con chanches de todas las contiendas presidenciales, incluso ganó cuatro y hoy pierde con su principal referente en la cárcel.
Sobreviene una especie de Democradura en Brasil, donde peligran todos los derechos civiles y conquistas sociales alcanzadas. De hecho, Michel Temer ya avanzó con una reforma laboral que retrotrae al siglo XIX las obligaciones del empleador, y congeló el gasto social por 20 años, provocando una tendencia de exclusión al acceso a la educación, la salud o la vivienda. Ahora, la principal agenda es la privatización del sistema de previsión social, dejando a las ciudadanía sin derecho a la jubilación.
Se suma la entrega de las reservas de petróleo a capitales privados que, expectante de ganancias siderales ante un aumento del precio del barril, principal foco de la disputa contra la política inclusiva de los gobiernos del PT, es capaz de.recurrir inescrupulosamente a cuanta maniobra sea necesaria. Medidas que serán sustentadas desde un autoritarismo racista, xenófobo, misógino, y homofóbico; para desguarecer a la mayorias de sus derechos sociales.
Y si bien el PT logró el apoyo del 45%, unos 45 millones de.votos, siendo la bancada más grande en el parlamento, y logró 5 gobernaciones, a lo que se suman casi 400 intendencias obtenidas en 2016, pareciera no alcanzar. Porque, hace cuatro años, cuando los dirigentes del PT, en plena reelección de Dilma decían que habría un golpee parecía una exageración, ahora sostener que se abre una etapa de autoritarismo en Brasil no parece descabellado.
Porque el escenario se hace cada vez más sombrío, con la amenaza de encarcelar a líderes de oposición, especialmente del PT, como sucede con Lula, que de mantenerse preso prodría significar su muerte en la cárcel y al que podrían sumarse Lindbergh Farias -el influyente senador carioca que ayer quedó sin fueros al no ser reelecto-  o el mismo Fernando Haddad, convirtiendo a Brasil en una verdadera Dictadura.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.
Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.
SEAMOS SOCIOS

Observatorio sobre Política Latinoamericana

Últimas Entradas

Twitter

XVII Jornadas Nacionales de Filosofía y Ciencia Política

XVII Jornadas Nacionales de Filosofía y Ciencia Política
MAR DEL PLATA- UNMdP 22, 23, 24 y 25 de NOVIEMBRE de 2017

Portal del Sur - Agencia Latinoamericana de Noticias

Portal del Sur - Agencia Latinoamericana de Noticias
www.portaldelsur.info

"América Latina": Google Noticias

Más vistas

Observatorio Política Brasileña

Observatorio Política Brasileña
www.politicabrasil.com.ar